Como intendente deseo expresar mi más profundo pesar ante el fallecimiento de dos integrantes de la familia de trabajadores municipales, Jorge San Román y Marcelo Ñancufil, víctimas del Coronavirus.

Esta circunstancia global con la que convivimos hace poco más de un año nos ha obligado a manejar protocolos, estadísticas, formas alternativas de trabajo y estudio; más el dolor que siente el pueblo de Dorrego en general y la familia municipal en particular por estos días trasciende cualquier medida sanitaria.

"Es mi deseo abrazar y confortar a los familiares y amigos de Jorge y Marcelo e instar a todos los vecinos a seguir cuidándonos con el mayor esmero posible".

Raúl Reyes.

Intendente Municipal

.

 

fotter